Historias de éxito

Historias de éxito

Instrucciones: Haga clic en cada cuadro a continuación para leer la historia de éxito enviada por ese individuo.

Agencia: Departamento de Policía de la Universidad de Temple; Philadelphia, PA

Lección 3 del plan de estudios de G.R.E.A.T. para la escuela intermedia, "Se trate de nosotros: Ser parte de la comunidad", es una gran lección. Los estudiantes de quinto grado que enseñé en la Escuela St. Malachy en Filadelfia, Pensilvania, comenzaron a planificar su proyecto de "Cómo hacer de mi comunidad un lugar G.R.E.A.T." cuando estaban en el cuarto grado. En 2018, mientras estaban en el quinto grado, los estudiantes decidieron hacer una campaña de reciclaje para ayudar a su comunidad escolar reduciendo sus huellas ambientales. Hicieron carteles que alentaban a otros a reciclar. También se les concedió una subvención de la Fundación G.R.E.A.T., Inc. que les ayudó a comprar contenedores de reciclaje para su escuela. Ahora son 2021, y estos mismos estudiantes se están graduando del octavo grado. Todavía recuerdan la experiencia de trabajar juntos para mejorar su escuela y comunidad. Además, las latas de reciclaje todavía están en los pasillos de la escuela. Sé que ellos recordarán las lecciones aprendidas en el Programa G.R.E.A.T. así como los desafíos y recompensas de participar en el proyecto de "Cómo hacer de mi comunidad un lugar G.R.E.A.T." A través de este Programa, los estudiantes demostraron su comprensión de que ser parte de una comunidad es importante.

Ciudad, País/Estado: Departamento de policía de Memphis; Escuela Internmedia de Georgian Hills

Jacqueline era una estudiante de séptimo grado en Georgian HIlls, donde ella participó en el Programa G.R.E.A.T. durante el año escolar de 2005–2006. Jacqueline también atendió nuestro Campamento de G.R.E.A.T. para las Vacaciones en el 2006. Yo recuerdo que Jacqueline era una estudiante de séptimo grado difícil y desobediente. Sin embargo, el padre de Jacqueline murió cuando ella era joven, lo cual atribuyó a su rebelión y falta de confianza con otras personas en ese tiempo. El evento fundamental en la vida de Jacqueline fue la visita/gira de la Instalación correcional del condado Shelby durante el Campamento de G.R.E.A.T. para las Vacaciones en el 2006. Su experiencia dentro de esa cárcel cambiaría su vida para siempre. Este cambio no paso durante una noche. Ella siguió luchando con arrebatos de ira, pero ella estaba en camino hacia la dirección correcta lentamente pero seguramente.

Adenlantamos al verano del 2016 cuando yo recibí una llamada de un oficial de policía compañero que había conocido a Jacqueline. Aparentemente, ella había preguntado a cada oficial de policía que ella encontraba si me conocían. Ella finalmente encontró a alguien que me conocía, y Jacqueline y yo nos pusimos de acuerdo con una cita de almuerzo. Fue un tiempo precioso poniendonos al día de nuestras vidas durante los últimos diez años. Jacqueline ya no era una joven enojada. ¡Ahora era una mujer adulta de 23 años llena de belleza, auto confianza y vida con metas de ir a la universidad!

Jacqueline empezó en la Universidad del Estado de Tennessee en el otoño del 2016 donde ella esta ahora termindando su titulo de bachillerato en ciencias de deportes de rendimiento humano. Nosotros hemos mantenido contacto durante estos últimos cuatro años; reuniéndonos para almorzar, llamadas de video por el teléfono, mensajes de texto y hasta pasamos el Día de acción de gracias juntas en mi casa. Lo que más me impresiona de Jacqueline es su triunfo a pesar de la adversidad. Ella no dejó que sus circunstancias negativas pasadas (las cuales había muchas) dicten como ella iba ser como adulta. Ahora podemos mirar hacia atrás y reírnos sobre la adolecente rebelde que ella era mientras celebramos a la mujer fuerte, segura y motivada de 27 años en la que ella se ha convertido. Jacqueline admite que si no hubiera participado en el Programa G.R.E.A.T. hace tantos años, ella no sabe donde estaría hoy.

Estoy verdaderamente bendeciada haber tenido a Jacqueline como estudiante pero más bendecida de tenerla ahora como amiga.

Usted puede ver el video que Jacqueline, otra estudiante anterior de G.R.E.A.T. llamada Leticia y yo hicimos en agosto del 2019 en Kudzukian Network—Best in Blue. La historia esta titulada “D.A.R.E. and G.R.E.A.T. w/ Ofc Cassandra Leake.” Puedes escuchar la historia de Jacqueline por si mismo. (Esto solo está disponible en inglés.)

Programa: G.R.E.A.T. Honduras

Tuve un alumo llamado Carlos. Cuando empecé a dar las capacitaciones, los maestros me dijeron que era malcriado, mal hablado y que tuviera cuidado con él. Lo que hice fue ganarme su confianza y a medidas de que los días pasaban, yo vi a este niño mejorar. Tuvo compañerismo y buen comportamiento. Las lecciones le ayudaron y pudo pasar su grado. Las capacitaciones sobre controlando su enojo fueron un éxito y le ayudaron mucho. Me sirvió de mucha ayuda porque un niño cambio su vida por el Programa G.R.E.A.T.

Programa: Componente de G.R.E.A.T. para la Escuela Intermedia

Nombre de la escuela: Complejo Educativo José Rodríguez Valle del municipio Comasagua

He sido instructora de G.R.E.A.T. por un año y viví una experiencia durante la segunda lección del componente para la escuela intermedia. Se me acercó una madre de familia de uno de mis alumnos de séptimo grado; ella se mostraba muy preocupada y me dice, “Agente Vanessa, mi hijo se quiere quitar la vida”. Realmente me impactó tanto porque soy madre de familia. Inmediatamente, me comuniqué con mi jefe y él gestionó ayuda. Una organización no gubernamental nos expendió su valiosa ayuda al conectarnos con una psicóloga profesional. Esa persona profesional se reunió con el joven y la madre varias veces, teniendo un resultado muy positivo.

El joven se graduó del Programa G.R.E.A.T. y culminó sus estudios de séptimo grado con éxito. La madre de familia estaba muy agradecida por todo lo que pudimos hacer; fue un trabajo en equipo, generando confianza a través del Programa G.R.E.A.T.

Esta historia empezó el primer día que me presenté al centro escolar en el aula de cuarto grado. El objetivo era impartir el Componente de G.R.E.A.T. para la escuela primaria. Me presenté frente a los niños y la maestra. Le pedí a cada niño que se pusiera de pie y se presentará, diciendo su nombre y la fruta que más le gustaba. Todo iba bien hasta que un niño llamado Josué le tocaba presentarse. Tenía una actitud arrogante, lo cual llamó mí atención. Toda la clase, sonrío y mostró indiferencia. Cuando terminó la clase, le pregunté a la maestra si Josué tenía algún problema, y ella me dijo que ese niño era bastante complicado y que tenía familiares que eran pandilleras. Ella también me explicó que el niño manifestaba que cuando él fuera grande, iba a ser pandillero. En la siguiente clase, puse más atención en su conducta y en su vocabulario, y le pregunté por qué hablaba así y por qué su cabello era diferente. Traté de tener más contacto con él. Le hice preguntas que no tenían que ver con la clase en horas de recreo. Le tocaba el cabello y le dije que era demasiado corto para él, que era un niño. Después de la tercera clase, él me buscó en recreo y empezó a hablarme sobre el tema anterior e hice una broma o dos. Y ya cambió su conducta, cambió su corte de cabello, participaba más en la clase, me ayudaba a repartir folletos y platicaba mucho conmigo. Finalmente, un día me dijo que cuando fuera grande, él quería ser policía. Me sentí muy bien porque ayudé a cambiar la manera de pensar de este niño.

Programa: Componente de G.R.E.A.T. para la escuela intermedia
Nombre de la escuela: Centro Escolar Colonia Santa Cruz, Chalchuapa, Santa Ana, El Salvador

Susana, una adolescente de séptimo grado, al principio era la que no le gustaba asistir a clases, se mantenía en la esquina de su colonia con jóvenes que al parecer consumían drogas y tenía problemas de rebeldía con su madre.

A través del Programa G.R.E.A.T., ella al principio se mostró con distancia con la policía ya que al parecer había tenido problemas con ella ya que una vez la habían llevado a la base policial por encontrarse con estos jóvenes. Siendo así que como instructora, en vez de aislar ese caso, me acerqué a ella, dialogué con ella y le pregunté por qué su forma de actuar, y fue falta de atención de su madre hacia a ella. Por lo tanto se hablé con ella, y a través de las lecciones del Programa G.R.E.A.T. para la escuela intermedia, Susana empezó a cambiar su comportamiento y amistades. La involucramos más dentro del programa con ayuda del maestro. De igual manera, al final del Programa G.R.E.A.T., Susana fue también elegida como presidenta del grado. Ya que fue una estudiante modelo que asistía todos los días a clases, su madre empezó a involucrarse con ella en todo, más atención; ella está muy agradecida con este programa ya que ayudó a su hija ser una ciudadana G.R.E.A.T.

Programa: Jóvenes contra el delito (JOCODE) y G.R.E.A.T.
Nombre de la escuela: Instituto Profesional y Técnico de Veraguas

En 2017, estaba brindando uno de los programas de desarrollo humano y prevención a estudiantes del Programa G.R.E.A.T. del colegio Belisario Villa de la provincia de Veraguas. Dentro del desarrollo del programa JOCODE, se planteó un programa de acción para brindar apoyo a la comunidad para mejorar la imagen de la escuela y dando un toque humano de generosidad y responsabilidad social. Parte de este proyecto consistió en actividades de recaudación de fondos y recolección de donaciones que fueron a satisfacer muchas de las necesidades de una familia del sector de Calobre en Veraguas. El proyecto fue incluso transmitido a través de una estación de radio para crear conciencia y apoyo. Esta familia mantenía una situación social y económica difícil. Había cinco niños, un hombre en silla de ruedas, una mujer y un adulto mayor viviendo en el hogar. No contaban con agua potable; bebían de una quebrada. No contaban con baños, comida, un hogar digno o colchón o camas dignas para dormir. Los estudiantes de G.R.E.A.T. mostraron empatía y colectaron comidas secas, entre otras cosas. Era posible dar a la familia camas y colchones, comida, menaje de cocina, así como mejorar el espacio de cocción y reemplazar el 80 por ciento del techo, que lo necesitaba mucho. Finalmente, se compraron tuberías, y el trabajo para traer agua corriente a su casa se hizo.

Fue una experiencia inolvidable que nos brindó mucha enseñanza de valores humanos y sobre la importancia del trabajo en equipo.

Programa: G.R.E.A.T.
Nombre de la escuela: Centro de Educación Básica General de Santa María

Estaba enseñando el Programa G.R.E.A.T. como de costumbre, pero cuando llegué al plantel educativo, me percaté que los jóóenes de una comunidad conflictiva y en riesgo social estaban agrupados en un solo grupo alejados del resto de los estudiantes, la escuela aduciendo que eran malas influencias. Trabajé con ellos durante algún tiempo. Al principio, los estudiantes mostraron indisciplina; no querían recibir el Programa, y estaban temerosos. Sin embargo, a medida que avanzamos a través de las lecciones, esa actitud fue cambiando. Cambiaron sus malos hábitos y mejoraron la conducta, tanto dentro como fuera del plantel educativo. Ahora soy capaz de utilizar la experiencia de enseñar esta clase como un ejemplo de un deseo de cambiar. Además, los estudiantes ellos mismos ahora están compartiendo lo que han aprendido con otros jóvenes en su comunidad de Rincón de Santa María, Provincia de Herrera, República de Panamá.

Programa: G.R.E.A.T.
Nombre de la escuela: La Doradilla

Cuando me presenté a esta escuela a impartir el Programa G.R.E.A.T., y al desarrollar las lecciones, conocí a un niño que era muy tímido en clase y también se ausentaba mucho en clase. Me interesé en saber de él. Tristemente, pude conocer que el niño era abusado sexualmente, por ende su comportamiento era excluirse de los demás. Quería ayudarle. Cuando completamos el Programa, pude colocarlo en un mejor hogar, después de lo cual pudo asistir a la escuela regularmente. Por lo tanto, llegó a ser un niño con honores dentro de la escuela y también pude cambiar su perspectiva sobre involucrarse en pandillas.

Programa: El Componente de G.R.E.A.T. para la escuela intermedia
Nombre de la escuelal: La Primavera, Veraguas, Panamá

Una estudiante de sexto grado se me acercó al final de la Lección 2. Pidió conversar conmigo y me confió sobre una situación de abuso y violencia que se mantiene donde vive con sus tíos. Me dijo que era una víctima de maltrato y abusos. Inmediatamente, solicité una reunión con la directora del plantel, creé un informe, lo envié a la autoridad competente y seguí la situación. Posteriormente, la adolescente informó de la situación de nuevo, así que informé a las autoridades y tomé acción. Pudimos verificar la veracidad de la situación.

Como resultado, la adolescente fue puesta a órdenes de un hogar de protección donde actualmente se encuentra muy bien atendida; ella sigue en sus estudios y se le respetan sus derechos. Esta adolescente tenía necesidades especiales y era una excelente estudiante, pero si no hubiera construido una relación de confianza con ella a través del Programa G.R.E.A.T., ella nunca habría recibido la ayuda que necesitaba.

Programa: G.R.E.A.T.

Un grupo de niños se puso de acuerdo y me dio una sorpresa en el aula, realizándome un regalo. Ellos expresaron lo contentos que estaban por haber recibido las lecciones de G.R.E.A.T. Además, un día que yo andaba de civil realizando mandados, una niña del grupo andaba con sus padres. Cuando me vio, ella salió en carrera, soltando las manos de sus padres y me dio un abrazo. Ella les dijo a sus padres que yo era el que le había dado las lecciones de G.R.E.A.T. en la escuela, y los padres me lo agradecieron.

María era una niña que no podía ver la presencia policial en el aula; se ponía muy mal cuando yo llegaba a la escuela, y cuando supo que yo iba a impartir clases de G.R.E.A.T., ella ya no quería asistir. Traté de hablar con ella, que porqué los odiaba tanto a los agentes de la ley, y me dijo que la policía había matado a un tío que andaba en pandillas. Su madre le había dicho que no recibiera ningún consejo o clase que impartieran los policías—que eran malos. Hablé con la niña y me costó bastante. Cuando comencé a impartir las clases de G.R.E.A.T., no quería entrar en el aula. Al recibirá, hablé con ella y le regalé un chocolate primero para ganar confianza y así fue el éxito. Siempre le regalaba algo. Después ella supo que yo no tenía la culpa de lo sucedido. Hablé con su madre y me entendió. Cuando finalizó el Programa, María ha cambiado y dice que hoy siente y entiende que el orden público es bueno. Hoy somos los mejores amigos; siempre me saluda, me respeta y me dice “profe”. Gracias a este Programa, me conocen los niños de todas las comunidades que he impartido.

Programa: El Componente de G.R.E.A.T. para la escuela primaria
Nombre de la escuela: Centro Escolar José Dolores Larreynaga

Tuve la oportunidad de tratar con un joven de primaria llamado Emmanuel. El niño, cuando llegué a dar la primera lección de G.R.E.A.T. no quería participar en nada y lo empecé a observar. Luego, lo llamé a solas y le pregunté qué le sucedía. Él dice que no le gustaba el Programa. Él andaba con malos amigos y que las pandillas para él eran algo positivo. Yo le hice ver que las pandillas eran malas y dialogando con él, me gané su confianza poco a poco. Cuando terminé el Programa en la escuela, el niño se convirtió en una excelente estudiante; las conversaciones que tuve con él lo hicieron recapacitar. Así que se convirtió en mi amiguito. Experiencias como éstas son las que realmente me llenan de satisfacción.

Programa: El Componente de G.R.E.A.T. para la escuela primaria
Nombre de la escuela: Centro Escolar República de Ecuador

Sergio es un chico que se negaba a ser parte del Programa G.R.E.A.T. porque era marginado por sus compañeros por presentar conducta agresiva. Pero que despuás de hablar con él y hacerle sentir que era importante para la clase, él esperaba con ansias su lección de G.R.E.A.T.; y, además, ser incluido en otros programas similares. Ahora es un chico que juega fútbol y se divierte por ser parte del grupo de chicos que son seleccionados por el equipo del centro escolar. Antes de G.R.E.A.T., estaba siendo dejado fuera, incluso por algunos maestros, pero ahora se siente importante y está luchando por pasar de grado cada año que pasa.

Programa: G.R.E.A.T.
Nombre de la escuela: Centro Escolar Rodrigo J. Leiva

Tuve la oportunidad de impartir el Programa G.R.E.A.T. en el Centro Escolar Rodrigo J. Leiva donde conocí a Eliú, un miembro de una comunidad conflictiva. Su hermano está detenido por homicidio y su madre ha sido una persona que vende drogas. Durante el Programa G.R.E.A.T., Eliú era un estudiante bastante disciplinado, y el Programa le ayudó para que Eliú no se metiera en conflicto y a continúe sus estudios. Hoy Eliú pertenece al grupo de Boy Scouts de su comunidad y ayuda a los proyectos productivos.

Programa: El Componente de G.R.E.A.T. para la escuela primaria
Nombre de la escuela: Raúl Flores Morenol

El Programa G.R.E.A.T. tuvo éxito con uno de mis estudiantes de quinto grado del centro escolar Raúl Flores Moreno del municipio de Conchagua, La Unión. Él tiene 11 años y es admirado por sus profesores y compañeros porque, después de recibir las lecciones de G.R.E.A.T. impartidas por su instructor, se puso a replicar y modelar lo que hace su instructor. También comenzó a influenciar en otros alumnos los valores y principios que se desarrollan dentro del Programa.

Programa: El Componente de G.R.E.A.T. para la escuela intermedia
Nombre de la escuela: Centro Escolar Antonio Velasco

En el centro educativo Antonio Velasco, todos los estudiantes viven en un lugar que de forma paulatina está saliendo de la violencia y delincuencia. Todos los estudiantes del noveno grado después de finalizar el Programa realizaron diferentes proyectos individuales muy bonitos; resaltando el grado de aceptación de los jóvenes hacia los policías después de haber desarrollado el Programa. Además, como muestra de agradecimiento, me dieron una manta con un bordado que dice “G.R.E.A.T.” La comunidad durante años ha sido influenciada por las pandillas, pero el Programa G.R.E.A.T. y otras acciones preventivas están permitiendo mayor confianza en la escuela y más seguridad entre otros aspectos. Cabe mencionar que en fechas anteriores no podían salir de su lugar de residencia por algunos asesinatos y amenazas por el hecho de pertenecer a un lugar de la Pandilla 18. Sin embargo, con la incorporación del Programa G.R.E.A.T. y otras acciones policíacas se ha logrado incorporar a los jóvenes en actividades con la integración de otras personas de otros lugares. Lo importante es la prevención, la libertad de tránsito y un cambio de percepción de las personas externas hacia la comunidad, la escuela, y en especial de los jóvenes residentes del lugar, los cuales tienen claridad de los riesgos de involucrarse en las pandillas de forma directa o indirecta.

Programa: Los Componentes de G.R.E.A.T. para las escuelas primaria e intermedia

Hay satisfacción de encontrar en la calle a los alumnos y me abrazan y me saludan emotivamente. De la misma manera, los padres de familia me han reconocido por este acercamiento entre alumnos. También, las comunidades reconocen nuestro trabajo.

Programa: G.R.E.A.T.
Nombre de la escuela: Centro Escolar Francisco Gavidia (Lourdes, Colón, La Libertad)

Gracias al Programa G.R.E.A.T., una niña, cuyos padres fueron asesinados, me ha mostrado tanto amor y confianza como si yo fuera su propio padre, aunque soy un oficial de policía. La enseñanza del Programa G.R.E.A.T. me ha llenado de tanta satisfacción y motivación para continuar con más empeño.

Programa: Componente de G.R.E.A.T. para la escuela intermedia
Nombre de la escuela: Centro Escolar Gustavo Vídes Valdés, Lourdes, El Salvador

Nombre de la escuela: Complejo Educativo José Rodríguez Valle del municipio Comasagua

Tenía un niño en el séptimo grado que era hiperactivo y la primera lección me la inició distrayéndola, pero lo coloqué en primera línea y le ponía a entregar y recoger los manuales. Además me dijo la profesora que era rebelde y llevaba malas calificaciones, pero al finalizar al Programa G.R.E.A.T., el joven era uno de los mejores portados y más portados correctamente en la clase. Durante las llegadas al centro escolar, conversé con él y me detalló que desde niño lo ha criado y educado la abuela, que no tiene papás, pero le resalté al esfuerzo que hace la abuela por él, logrando con el programa y la atención hacia el estudiante un cambio de actitud y comportamiento.

Programa: Componente de G.R.E.A.T. para la escuela intermedia
Nombre de la escuela: Centro Escolar Ciudad Futura, Cuscatancingo, Apopa, El Salvador

“Marlon”, un joven de trece años y estudiante del séptimo grado, el día de la graduación de “La vida en la intermedia”, me hizo entrega de una carta y la carta decía lo siguiente: “Querido oficial G.R.E.A.T., quiero darle las gracias por su tiempo que dedicó a todos nosotros, pero quiero que sepa que antes de que usted compartiera el programa, yo fui un joven desobediente, muy inquieto y en más de una ocasión, pensé unirme a las pandillas. Pero por lo que usted nos enseñó con G.R.E.A.T., me hizo cambiar de carácter y tomar la decisión de no unirme a las pandillas”.

Programa: Componente de G.R.E.A.T. para la escuela intermedia
Nombre de la escuela: Centro Escolar Sagrado Corazón, San Miguel, El Salvador

2016—La historia de señorita Lazo Reyes de catorce años. Esta niña cuando llegué con el Programa G.R.E.A.T. a su centro escolar, ella fue la que de primero lo aceptó porque ya había escuchado cómo G.R.E.A.T. cambiaba y daba habilidades para decir “no” a las pandillas. Ella me contó que todos sus tíos eran miembros de la estructura criminal MS-13 y cuando se dieron cuenta que ella estaba en el programa, le comentaron los que estaban en prisión, “Que termina el curso y hágale caso a ese policía. Él no quiere que llegues o arruines tu vida como nosotros”. Hoy en día, ella estudia primer año de bachillerato y me cuenta que todo lo aprendido en G.R.E.A.T. le está sirviendo. Ha hecho mejores amigos y en ocasiones ha utilizado las maneras de negarse. Ha establecido sus metas y quiere graduarse como licenciada en educación para ayudar y enseñar a otros que, como ella, lo necesitaba. También me dijo que el Programa G.R.E.A.T. le enseñó mucho:

“Yo lo que pensaba era que si mis tíos eran pandilleros, eso no era malo. Le preguntaba a mi papá, él nunca me respondió y cuando lo hacía, me decía pregúntale a un policía mi intención era entrar a una pandilla. Hoy ya no, lo que quiero es ser un profesional que ayude como mi maestro e instructor de G.R.E.A.T.”

Como instructor, me da gusto que con el Programa G.R.E.A.T. haya cambiado el rumbo negativo que esta señorita estaba pensando hacer. Pienso impartírselo a mi hijo cuando tenga los años adecuados. ¡Les felicito por tan exitoso programa!

Programa: Componente de G.R.E.A.T. para la escuela intermedia
Nombre de la escuela: Centro Escolar Francisco Gavidia, El Refugio, Ahuachapán, El Salvador

Josefina, una niña de diez años y estudiante del sexto grado, empezó a mostrar conductas malas en la escuela pero lo detectamos a tiempo. Se abordó a la niña y le preguntamos qué era lo que pasaba con ella y no quería obtener las charlas de G.R.E.A.T. Pero se fue investigando si ella era víctima de bullying porque los compañeritos se habían dado cuenta que era hermana de un niño simpatizante a la pandilla. Pero se fue hablando con ella y que poco a poco cambiaba la conducta ya que se le dio la segunda lección de G.R.E.A.T. para la escuela intermedia. Al llegar a ese tema, ella reaccionó y también nos dijo que quería que yo se fuera a hablar con el hermano y familia. Por lo que se visitó a la familia y se estuvo visitando seguido y gracias a Dios, la niña no fue víctima de bullying y el hermano se alejó de las malas amistades, amistades en las que estaban induciendo a cometer delitos.Y gracias a Dios, ambos niños hoy en día llevan buenas calificaciones y pasan con primeros lugares y han podido ser una familia unida. Han aprendido a tomar buenas decisiones y a decir “no” a cosas malas.

Programa: Componente de G.R.E.A.T. para la escuela intermedia
Nombre de la escuela: Centro Escolar Cantón Salinas del Potrero, Usulután, El Salvador

Rutilio, un alumno del séptimo grado, estaba con las intenciones de abandonar el centro escolar porque había un grupo de jóvenes afines o fanáticos a una pandilla, lo estaban incitando a que se uniera a una pandilla. El otro problema que tenía es que casi no podía leer y por eso era apático a participar en actividades grupales. Pero, gracias al Programa G.R.E.A.T. que estaba impartiendo en ese centro escolar, el joven Rutilio eligió seguir estudiando y al finalizar su séptimo grado, salió bien evaluado y obtuvo una medalla de la excelencia porque también mejoró sus notas. También desarrolló muy bien el arte de la lectura, lo que provocó también en su persona una mayor participación grupal. Era el primero que levantaba la mano cuando solicita los voluntarios para desarrollar la vida en la intermedia. De igual manera, yo le di una medalla de la excelencia el día de la graduación de G.R.E.A.T. por su entusiasmo y mayor participación durante el desarrollo del programa.

Programa: Componente de G.R.E.A.T. para la escuela primaria
Nombre de la escuela: Centro Escolar California, Usulután, El Salvador

Fue algo muy bonito realizar una caminata por todo el municipio de California en el cual se involucraron alumnos de kínder, de primero a noveno grado, el bachillerato, profesores, padres de familia e instructor de G.R.E.A.T. posterior. Realizamos un evento de inauguración en el centro escolar. También realizamos números artísticos folclóricos. Entre estos niños que fueron la cantidad de 81 participantes, entre ellos asistieron tres con capacidades especiales. Era hermoso mirar que los demás los ayudaban y cuando les di la noticia que nos graduaríamos, el 12 de septiembre del año 2017, todos se pusieron muy felices. Con solicitudes a la alcaldía municipal, me proporcionaron refrigerios para ellos y realizamos una quiebra de piñatas. Los profesores me felicitaron y que esperan que este año venidero se siga impartiendo el Programa G.R.E.A.T.

Programa: Componente de G.R.E.A.T. para la escuela primaria
Nombre de la escuela: Centro Escolar Doctor José Antonio Rodríguez Porth, San Salvador, El Salvador

Estefany vivió en una comunidad donde existen dos grupos criminales. Ella ha podido ver mucha violencia, peleas, lesiones y homicidios. Estefany manifestó que cuando el Programa G.R.E.A.T. llegó a su escuela, a ella le ha impactado mucho. Recuerda que cuando ella tenía diez años era muy malcriada con su madre, trataba mal a su hermanito menor de tres años. Las lecciones del Programa G.R.E.A.T. para la escuela primaria la han hecho cambiar de su vocabulario y no tratar mal a su madre y su hermanito menor, ha cambiado mucho. Hace sus tareas de la escuela, pasó de grado, ayuda a su madre con los oficios de la casa y cuida a su hermanito. Ella dice gracias a su instructor de G.R.E.A.T. y a su manual del estudiante de G.R.E.A.T.

Programa: G.R.E.A.T.
Nombre de la escuela: Centro Escolar El Congo, Centro Escolar Unión Centroamericana, Centro Escolar Anselma Sánchez de Mancia, Santa Ana, El Salvador

La experiencia que he tenido al desarrollar el Programa G.R.E.A.T. en el municipio del Congo, Santa Ana (El Salvador) ha sido de mucho éxito ya que en ese lugar muchos de los jóvenes no podían desplazarse hacia los lugares de las otras escuelas por temor de las pandillas. Por medio del Programa G.R.E.A.T., se han logrado hacer las graduaciones a nivel general entre las escuelas de dicho lugar y esto les ha permitido convivir y relacionarse con los otros estudiantes de las otras escuelas y ha mejorado en cuanto a que ellos se puedan desplazar.

Programa: Componente de G.R.E.A.T. para la escuela intermedia
Nombre de la escuela: Centro Escolar Profesora Ángela de Jesús Hernández de Romero, Apopa, San Salvador, El Salvador

Cuando comencé el Programa G.R.E.A.T., encontré el rechazo del alumno Kevin. Siempre tenía la tendencia a las pandillas, pero al transcurrió del programa tuve la oportunidad de verlo tomando en cuenta en las actividades, y como resultado, Kevin fue quien me presentó como proyecto del programa, una canción al Programa G.R.E.A.T. Tuve la satisfacción de sentirme orgulloso por el logro alcanzado con Kevin.

Programa: Componente de G.R.E.A.T. para la escuela intermedia
Nombre de la escuela: Centro Escolar Doctor Darío González, San Vicente, El Salvador

Una bonita experiencia es que hay alumnos que son anti la policía pero cuando se le está impartiendo el programa, ellos entran en conciencia y lo bueno que el programa, y que la policía no era como él pensaba y al final agradecen todo y es ahí cuando se nota el cambio. Con este tipo de programas funciona muy bien para hacer cambio de malos pensamientos a buenos pensamientos de los jóvenes.

Programa: Componente de G.R.E.A.T. para la escuela intermedia
Nombre de la escuela: Centro Escolar Gustavo Vídes Valdés, Lourdes, El Salvador

Tenía un niño en el séptimo grado que era hiperactivo y la primera lección me la inició distrayéndola, pero lo coloqué en primera línea y le ponía a entregar y recoger los manuales. Además me dijo la profesora que era rebelde y llevaba malas calificaciones, pero al finalizar al Programa G.R.E.A.T., el joven era uno de los mejores portados y más portados correctamente en la clase. Durante las llegadas al centro escolar, conversé con él y me detalló que desde niño lo ha criado y educado la abuela, que no tiene papás, pero le resalté al esfuerzo que hace la abuela por él, logrando con el programa y la atención hacia el estudiante un cambio de actitud y comportamiento.

Programa: Componente de G.R.E.A.T. para la escuela intermedia
Nombre de la escuela: Centro Escolar Ciudad Futura, Cuscatancingo, Apopa, El Salvador

“Marlon”, un joven de trece años y estudiante del séptimo grado, el día de la graduación de “La vida en la intermedia”, me hizo entrega de una carta y la carta decía lo siguiente: “Querido oficial G.R.E.A.T., quiero darle las gracias por su tiempo que dedicó a todos nosotros, pero quiero que sepa que antes de que usted compartiera el programa, yo fui un joven desobediente, muy inquieto y en más de una ocasión, pensé unirme a las pandillas. Pero por lo que usted nos enseñó con G.R.E.A.T., me hizo cambiar de carácter y tomar la decisión de no unirme a las pandillas”.

Programa: Componente de G.R.E.A.T. para la escuela intermedia
Nombre de la escuela: Centro Escolar Colonia Santa Cruz, Chalchuapa, Santa Ana, El Salvador

Susana, una adolescente de séptimo grado, al principio era la que no le gustaba asistir a clases, se mantenía en la esquina de su colonia con jóvenes que al parecer consumían drogas y tenía problemas de rebeldía con su madre. A través del Programa G.R.E.A.T., ella al principio se mostró con distancia con la policía ya que al parecer había tenido problemas con ella ya que una vez la habían llevado a la base policial por encontrarse con estos jóvenes. Siendo así que como instructora, en vez de aislar ese caso, me acerqué a ella, dialogué con ella y le pregunté por qué su forma de actuar, y fue falta de atención de su madre hacia a ella. Por lo tanto se hablé con ella, y a través de las lecciones del Programa G.R.E.A.T. para la escuela intermedia, Susana empezó a cambiar su comportamiento y amistades. La involucramos más dentro del programa con ayuda del maestro. De igual manera, al final del Programa G.R.E.A.T., Susana fue también elegida como presidenta del grado. Ya que fue una estudiante modelo que asistía todos los días a clases, su madre empezó a involucrarse con ella en todo, más atención; ella está muy agradecida con este programa ya que ayudó a su hija ser una ciudadana G.R.E.A.T.

Programa: Componente de G.R.E.A.T. para la escuela intermedia
Nombre de la escuela: Centro Escolar Sagrado Corazón, San Miguel, El Salvador

Año 2016: La historia de señorita Lazo Reyes de catorce años. Esta niña cuando llegué con el Programa G.R.E.A.T. a su centro escolar, ella fue la que de primero lo aceptó porque ya había escuchado cómo G.R.E.A.T. cambiaba y daba habilidades para decir “no” a las pandillas. Ella me contó que todos sus tíos eran miembros de la estructura criminal MS-13 y cuando se dieron cuenta que ella estaba en el programa, le comentaron los que estaban en prisión, “Que termina el curso y hágale caso a ese policía. Él no quiere que llegues o arruines tu vida como nosotros”. Hoy en día, ella estudia primer año de bachillerato y me cuenta que todo lo aprendido en G.R.E.A.T. le está sirviendo. Ha hecho mejores amigos y en ocasiones ha utilizado las maneras de negarse. Ha establecido sus metas y quiere graduarse como licenciada en educación para ayudar y enseñar a otros que, como ella, lo necesitaba. También me dijo que el Programa G.R.E.A.T. le enseñó mucho: “Yo lo que pensaba era que si mis tíos eran pandilleros, eso no era malo. Le preguntaba a mi papá, él nunca me respondió y cuando lo hacía, me decía pregúntale a un policía mi intención era entrar a una pandilla. Hoy ya no, lo que quiero es ser un profesional que ayude como mi maestro e instructor de G.R.E.A.T.” Como instructor, me da gusto que con el Programa G.R.E.A.T. haya cambiado el rumbo negativo que esta señorita estaba pensando hacer. Pienso impartírselo a mi hijo cuando tenga los años adecuados. ¡Les felicito por tan exitoso programa!

Programa: Componente de G.R.E.A.T. para la escuela intermedia
Nombre de la escuela: Centro Escolar Francisco Gavidia, El Refugio, Ahuachapán, El Salvador

Josefina, una niña de diez años y estudiante del sexto grado, empezó a mostrar conductas malas en la escuela pero lo detectamos a tiempo. Se abordó a la niña y le preguntamos qué era lo que pasaba con ella y no quería obtener las charlas de G.R.E.A.T. Pero se fue investigando si ella era víctima de bullying porque los compañeritos se habían dado cuenta que era hermana de un niño simpatizante a la pandilla. Pero se fue hablando con ella y que poco a poco cambiaba la conducta ya que se le dio la segunda lección de G.R.E.A.T. para la escuela intermedia. Al llegar a ese tema, ella reaccionó y también nos dijo que quería que yo se fuera a hablar con el hermano y familia. Por lo que se visitó a la familia y se estuvo visitando seguido y gracias a Dios, la niña no fue víctima de bullying y el hermano se alejó de las malas amistades, amistades en las que estaban induciendo a cometer delitos. Y gracias a Dios, ambos niños hoy en día llevan buenas calificaciones y pasan con primeros lugares y han podido ser una familia unida. Han aprendido a tomar buenas decisiones y a decir “no” a cosas malas.

Programa: Componente de G.R.E.A.T. para la escuela primaria
Nombre de la escuela: Centro Escolar California, Usulután, El Salvador

Fue algo muy bonito realizar una caminata por todo el municipio de California en el cual se involucraron alumnos de kínder, de primero a noveno grado, el bachillerato, profesores, padres de familia e instructor de G.R.E.A.T. posterior. Realizamos un evento de inauguración en el centro escolar. También realizamos números artísticos folclóricos. Entre estos niños que fueron la cantidad de 81 participantes, entre ellos asistieron tres con capacidades especiales. Era hermoso mirar que los demás los ayudaban y cuando les di la noticia que nos graduaríamos, el 12 de septiembre del año 2017, todos se pusieron muy felices. Con solicitudes a la alcaldía municipal, me proporcionaron refrigerios para ellos y realizamos una quiebra de piñatas. Los profesores me felicitaron y que esperan que este año venidero se siga impartiendo el Programa G.R.E.A.T.

Programa: Componente de G.R.E.A.T. para la escuela intermedia
Nombre de la escuela: Centro Escolar Cantón Salinas del Potrero, Usulután, El Salvador

Rutilio, un alumno del séptimo grado, estaba con las intenciones de abandonar el centro escolar porque había un grupo de jóvenes afines o fanáticos a una pandilla, lo estaban incitando a que se uniera a una pandilla. El otro problema que tenía es que casi no podía leer y por eso era apático a participar en actividades grupales. Pero, gracias al Programa G.R.E.A.T. que estaba impartiendo en ese centro escolar, el joven Rutilio eligió seguir estudiando y al finalizar su séptimo grado, salió bien evaluado y obtuvo una medalla de la excelencia porque también mejoró sus notas. También desarrolló muy bien el arte de la lectura, lo que provocó también en su persona una mayor participación grupal. Era el primero que levantaba la mano cuando solicita los voluntarios para desarrollar la vida en la intermedia. De igual manera, yo le di una medalla de la excelencia el día de la graduación de G.R.E.A.T. por su entusiasmo y mayor participación durante el desarrollo del programa.

Programa: G.R.E.A.T. Honduras

Desde que ingresé al Programa G.R.E.A.T., mi comunicación con los niños a mejorado. Mi mayor satisfacción es ver a los niños que he capacitado tener buenas conductas y que se mantengan alejados de las pandillas.

Programa: G.R.E.A.T. Honduras

La historia de éxito que he tenido es saber que los niños de áreas rurales del departamento de Yoro han tenido la oportunidad de haber sido capacitados. Ellos ahora están tomando decisiones para sus futuros y logrando sus objetivos; la mayoría de los niños de áreas rurales solo se quedan en la escuela primaria hasta sexto grado. Este Programa es de gran ayuda para ellos porque brinda estrategias para que ellos puedan superar obstáculos y, asi mismo, cambia su mentalidad. Esta información llega a sus hogares donde también sus padres buscan apoyo para seguir y confianza que sus hijos puedan lograr ser alguien en sus futuros.

Agencia: Policía Nacional Civil de El Salvador

Quiero compartirles mi historia de éxito, porque fue algo que marcó mi vida en cuanto al Programa G.R.E.A.T. se refiere. Tenía apenas como dos años de haber sido certificado como instructor del Programa, y como nuevo instructor, fue muy emocionado al llegar a las escuelas. En una de estas visitas, llegué a la escuela, Cantón Lourdes, donde traté de hablar con la directora para ofrecer el Programa. La primera vez, no fuí atendido y me negaron el ingreso a la escuela. Esto me hizo triste y al mismo tiempo preocupado por lo que podría haber sucedido. No sabía por qué había tanto odio hacia la policía y rechazo. Sin embargo, llegué por segunda vez y logré llamar la atención sobre el Programa, que no era bien conocido por los maestros en ese momento, y la escuela me dio la oportunidad de enseñar una clase con estudiantes de quinto grado. Tuve que preguntar, sin embargo, por qué la escuela había rechazado a la policía antes, y la directora respondió que la escuela tuvo una mala experiencia hace varios años con un oficial de policía. Poco a poco, con el tiempo, logré organizar una graduación de G.R.E.A.T., no sólo con una sección de estudiantes, sino con un gran grupo de tres secciones. Desde entonces, la directora solicita tener a G.R.E.A.T. en su escuela. Ella ha abierto las puertas de su oficina y de la escuela a la policía, que son capaces de desarrollar diferentes programas, no sólo G.R.E.A.T., sino también otros, como la Liga Atlética Policial. La lección para mí es que nosotros (los oficiales de policía) debemos ser agradables y profesionales en nuestro trabajo y respetar a los estudiantes y a todo el personal docente de las escuelas. Si uno de nosotros no hace esto, entonces afectamos al resto de nuestros compañeros policías y desacreditamos nuestra institución, nuestra imagen y el Programa G.R.E.A.T.